Las 5 claves para una web atractiva

Las 5 claves para una web atractiva

Realizar un buen diseño web no es una tarea simple. La experiencia, imaginación y conocimientos desempeñan un papel importante en la consecución de buenos resultados. Aunque hay que ser conscientes que en este terreno también se puede innovar, muchos consultores, profesionales y expertos en el diseño web destacan que un buen diseño se basa en los siguientes principios:

3710932595_95cc56f415_o1.- Jerarquía clara y lógica. Lo normal es que el usuario de un sitio web vaya saltando de un sitio a otro, a veces de una planificada y otras de una forma completamente arbitraria. En cualquier caso, la web debe facilitarle al usuario la información de dónde se encuentra y de qué hacer para conseguir lo que pretende. Cuanto más fácil y clara sea la estructura jerárquica de la página más fácil será explicarlo y mejor será la experiencia del usuario.

2.- El control de la navegación lo debe tener el usuario. La página web debe conocer bien a sus usuarios para poder realizar un interfaz en la que éstos se sientan cómodos. En consecuencia, la arquitectura, el diseño y el contenido deben adecuarse al público objetivo al que se dirige y hace posible que el propio usuario haga uso de la web.

3.- Seguir los estándares y las normas de accesibilidad. El sitio web se debe diseñar para que sea accesible por el mayor número de usuarios posibles (dentro del público objetivo). Para conseguir esto es conveniente seguir los estándares en lo posible. Por ejemplo, existen estándares sobre el diseño, la arquitectura de la web, la accesibilidad, sus aplicaciones la tecnología XML, la web semántica o los navegadores, entre otros muchos.

4.- Ser directo. El usuario valora su tiempo y no suele tener mucha paciencia para dar vueltas por la web antes de resolver la necesidad que le llevó a esa página. Por lo tanto, conviene ofrecer una navegación clara y directa que le permita al usuario cotidiano resolver sus necesidades sin interrupciones y con el menor número de clicks posible. Esto no impide llamar la atención del usuario sobre otros aspectos, pero sin que esto se interponga en la consecución de sus objetivos.

5.- Aporta Valor. Todo lo anterior carece de sentido si la página web no le aporta valor al usuario. El valor aportado puede ser puramente emocional (entretenimiento, reconocimiento, socialización) o utilitario (comprar, obtener información o recomendación) pero cuando el usuario abandone la web debe tener la impresión de que ha merecido la pena el tiempo que le ha dedicado.

 

Fuente: Social Media, Marketing Personal y Profesional.

Imagen: Flicker