Ya sea que estés empezando un negocio o tengas una empresa estable, todos nos preguntamos: ¿Cómo vender más por internet? En esta entrega te daremos 6 estrategias infalibles para lograrlo. Hoy en día un cibernauta promedio está expuesto a un promedio de ¡5 mil anuncios por día!

En consecuencia, una empresa tan solo tiene 6 segundos para captar la atención de un posible cliente. El reto es enorme y no lograrás vender si publicas un mensaje genérico o posteas lo mismo que los demás. Así que, sin más preámbulo, aquí te detallamos las 6 estrategias infalibles para vender más por internet.

1.- Toca emociones

Está comprobado que el 90 por ciento de la compra es una decisión emocional. Si tu mensaje no logra despertar los sueños, las ilusiones o tocar los miedos de tu público meta, jamás cumplirás tus objetivos de ventas. A nadie le entusiasma la publicidad del tipo: “Somos expertos en lo-que-sea”, “Acércate, somos los mejores”, “Soluciones integrales para tu empresa”. La mejor publicidad pone el dedo en la llaga; para muestra, revisa los slogans de marcas exitosas a nivel mundial.

2.- Ofrece un beneficio cuantitativo

¿Cómo escribir un libro en 30 días? ¿Cómo pasar de 0 a 90 alumnos en 60 días? ¿Cómo perder 5 kilos en 3 semanas? ¿Cómo ganar mil seguidores en una semana? Toda esta publicidad efectiva tiene algo en común: Le dicen al usuario qué ganará si consume nuestros servicios y en cuánto tiempo. Si tu producto es bueno, no tengas miedo en decirle a tu prospecto qué ganará si te contrata y en cuánto tiempo lo logrará.

3.-Comprométete en serio

Como marca, debes comprometerte a servir a tu cliente y darle resultados; si no lo haces, muestras que realmente no te importa tu consumidor. Como ejemplo, revisa estas promesas:

FedEx: “Cuando es absolutamente necesario, tiene que llegar de la noche a la mañana”.
Walmart: “Ahorra dinero. Vive mejor”.
Vredestein (llantas alemanas): “Diseñadas para protegerte”.
Subway: “Come fresco”

Debes decirle a tu posible cliente que al contratarte obtendrá un beneficio claro, una promesa de valor, tener la seguridad de que lo que le ofreciste se lo cumplirás; ya sea menor precio, puntualidad, rapidez, aumentar sus ventas, tener un equipo de trabajo pleno, seguridad…

4.- La imagen sí importa

Seamos sinceros, ¿cuántas empresas, negocios y personas ofrecen un producto o servicio similar al tuyo?
Lo queramos o no, juzgamos a las personas por su apariencia y está comprobado; de hecho, solo tenemos 10 segundos para causar una buena impresión.

Hay muchísimas marcas que ofrecen un producto de igual o hasta menor calidad que sus competidores, pero cuidan más la imagen y su apariencia, logrando vender más que el resto. Un ejemplo claro es Iphone, cuyos teléfonos son muchísimo más caros que el promedio y en muchos casos ni siquiera ofrecen un mejor software. No obstante, cuidan mucho su imagen, su navegación, su publicidad y el estatus que le inspira a sus consumidores.

Lo mismo pasa con restaurantes. Hay cadenas que ofrecen cortes de carne de igual o menor calidad que la parrilla de tu colonia; sin embargo, venden al doble o triple de precio por el servicio, sus instalaciones y la experiencia que inspiran.

5.- Crea tu propio lenguaje

Recordemos el caso de Starbucks. Venden café, como cualquier otra cafetería (incluso de menor calidad al café gourmet). No obstante, crearon su propio lenguaje. No existen los tamaños chicos o grandes, sino Demi o Venti. Es el mismo caso del famoso best seller Padre Rico, Padre Pobre; es otro libro más de finanzas personales, pero le imprimen sus propios términos y lenguaje, haciéndolo ver como algo completamente original.

El lenguaje es una parte muy importante en las percepciones. Si tienes un restaurante italiano que vende los mismos productos que tus competidores, o una pizzería, es buen momento de presentar y llamarle diferente a  los ravioles o la hawaiana.

Te recomendamos leer: Palabras mágicas para vender fácil y rápido

6.- Ofrece una garantía

La principal objeción a una compra es el miedo. Miedo a perder tu dinero, miedo a ser defraudado, miedo que el producto no tenga calidad que se prometió en la publicidad. Por eso, procura siempre ofrecer una garantía a tu prospecto.

  • Si no funciona te devuelvo tu dinero.
  • Si no te queda, te lo cambio.
  • Si encuentras un precio menor, te lo igualamos.
  • Si no llega en 30 minutos es gratis.

Todos estos son ejemplos claros de compromiso para con tu cliente. Ofrecer una garantía elimina el miedo a la compra y es un poderoso detonador de ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola, hablemos de crecer tu negocio
Powered by
Back to Top